Polémica por el salto político de Podemos Azul al PRO

Luego del salto político de Natalia Colomé hacia el espacio de Juntos por el cambio, dialogamos con Ramiro Ortíz, quien es el máximo referente del PRO de Azul.

Política 21/06/2023 NdA NdA
Ramiro Ortiz

En una sorprendente movida política, Natalia Colomé, reconocida como líder vecinalista en Azul, ha decidido sumarse al espacio de Juntos por el Cambio, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Elisa Carrió, y esta decisión ha generado desconcierto y confusión entre los vecinos que han seguido de cerca las políticas del PRO durante años.

El pasado jueves, importantes referentes políticos visitaron la ciudad de Azul y se sentaron junto a Colomé en un evento político de escasa concurrencia. Sin embargo, este acontecimiento ha dejado varias incógnitas sin resolver, entre ellas, se destaca la necesidad de una respuesta clara sobre el compromiso de mantener abierta la fábrica Fanazul, a lo que Larreta insinuó que la decisión quedaría en manos de la provincia, a pesar de que la empresa pertenece al Estado nacional.

Además, vecinos preguntaron sobre la ausencia en el acto político de Ramiro Ortíz, histórico referente del PRO en Azul y actual concejal de ese espacio en el Concejo Deliberante. Ortiz ha manifestado su descontento con este tipo de "saltos políticos", argumentando que “los ciudadanos no se sienten representados y ven cómo algunos políticos están dispuestos a hacer cualquier cosa solo para alcanzar el poder”.

El acercamiento de Natalia Colomé hacia el PRO generó sorpresa, especialmente considerando que los tres concejales del partido vecinalista Podemos Azul, elegidos en 2021 con la confianza de muchos vecinos, parecían representar una nueva fuerza política. El salto de la referente despertó cuestionamientos acerca de sus convicciones políticas y pone en evidencia el “oportunismo de varios dirigentes, quienes parecen anteponer sus ambiciones personales a un verdadero proyecto de cambio que saque a la ciudad adelante”, explicó el edil.   

Lo cierto, es que a pesar de que ya festejan internamente que Colomé sería la próxima intendenta, nada se sabe de los acuerdos que se han hecho y en los que está como armador político el intendente de Olavarría, quien “parece estar muy preocupado por tener su delegada en Azul, en vez de ocuparse de su propio distrito”, expresó Ortíz.

La presencia de Galli en el evento político de Azul también generó desconcierto. La realidad de Olavarría no solo es muy diferente a la nuestra sino que además es sabido que muchos vecinos manifiestan su descontento con la actual gestión. Por eso, para el votante azuleño resulta extraño y cuestionable que Colomé, una figura del emergente vecinalismo local, haya buscado apoyo y prefiera aliarse a un dirigente de otro distrito en vez de construir una estrategia común con el dirigente local del PRO, Ramiro Ortiz. 

Cómo puede explicarse que aquellos que se presentaban como renovadores de la política azuleña a través de Podemos Azul, hace poco más de un año y medio, se asociaron con el kirchnerismo local para repartirse los cargos del Concejo Deliberante y ahora con un sector de Juntos por el Cambio patrocinado por Galli. Justamente este cambio de rumbo representa una traición a la voluntad popular y demuestra que no todo es igual en política. 

Sin dudas como representante del PRO en Azul durante los últimos 15 años, Ortíz dejó en claro su desilusión por esta alianza inesperada y criticó la falta de coherencia y lealtad de los involucrados, lamentando que el vecinalismo se quedara sin representación en la ciudad.

Además, Ortíz planteó su preocupación sobre el rol del intendente de Olavarría en este escenario. Su desembarco y participación en la política local, sin otra justificación que el apoyo a Colomé, levanta suspicacias y genera incertidumbre sobre el futuro de la independencia y autonomía de Azul. Existen temores de que Azul pierda su propia identidad y capacidad de tomar decisiones, como resulta igual de sospechoso el movimiento independentista de Chillar, que justamente se encuentra cercano a la ciudad que dirige quien maneja la lapicera de la séptima.

Este cambio de rumbo político también plantea interrogantes sobre cómo los simpatizantes del PRO interpretarán la incorporación de Natalia Colomé. Asimismo, se cuestiona si los vecinos que apoyaron a Podemos Azul en las elecciones de 2021 volverán a identificarse con el partido o adoptarán las propuestas del PRO que lleva adelante Ortíz.

En definitiva, esta polémica en Azul refleja la confusión que se genera frente a los movimientos políticos oportunistas y la falta de coherencia de algunos dirigentes locales. “Los acuerdos electorales parecen primar sobre los principios y valores que dieron origen a los diferentes espacios políticos involucrados, poniendo en riesgo el trabajo de años y la oportunidad de generar los cambios profundos que la sociedad necesita y espera”, formuló Ortíz. 

Solo resta evaluar las propuestas de Colomé que, dicho sea de paso, poco se conocen y que, más allá de decirse oposición a la actual gestión – afirmando que hará todo diferente– no puede plasmar aún concretamente cómo haría algo, porque ya es sabido que criticar critica cualquiera.

Los espejitos de colores han sido un precio muy caro que se ha pagado en nuestra ciudad como para que nuevamente estén a la venta y con los ojos cerrados debamos volver a comprarlos.

Te puede interesar
Pista Skate

Información del Concejo Deliberante

NdA
Política 12/04/2024

Reunión de la Comisión de Nomenclatura Urbana  - Nueva reunión del Consejo de Arbolado Público - El Concejo Deliberante busca regular el uso de la pista de Skate - Integrantes del Consejo de Discapacidad estuvieron en Cacharí

Lo más visto
Copyright noticiasdeazul.com