stickyimage

http://noticiasdeazul.com/wp-content/uploads/2012/03/banner_animado_01.jpg

Impactante exposición de Títeres y Marionetas del Mundo en el Museo Squirru

En el marco del 20° Festival del Títere en Azul se presentarán casi 50 títeres y muñecos centenarios de los cinco continentes. Esta espectacular colección estará expuesta en el Museo Squirru el próximo sábado 5 de mayo a partir de las 19 hs.
La colección que se presenta en la 20° edición del Festival es una parte representativa de la “La Colección de títeres y muñecas de los cinco continentes” que la Fundación “Eduardo A. Durini” ha presentado en diferentes lugares. Parte de ella se exhibe en forma permanente en el “Museo Imágenes de la Fé” de la Fundación, que funciona en el Palacio Sans Souci de Victoria, Prov. De Buenos Aires. 
Se puede apreciar que las  piezas que se presentan  han sido  creadas artesanalmente cuidando al máximo todos los detalles, desde sus vestidos, muchos de ellos de ricos bordados, recamados, con accesorios, complementos, hasta sus brazos y caras de madera con los rasgos pintados, sugeridos o pegados. Entre ellos podemos encontrar títeres, wayang en sus distintas variedades, el títere de agua de Vietnam, el títere en la India y Sri Lanka y el títere de sombras en China, el guignol o las marionetas checas.
   Adentrarse en la colección constituye un fascinante viaje por distintos países. A través de ella se descubre  lo apasionante que resulta conocer sus culturas, tradiciones e historias.
Cada títere es una pieza única. La colección está compuesta por piezas obtenidas como regalos de amigos, presentes de las autoridades de sus países de origen, o compradas en fábricas o anticuarios del mundo.
Su hacedora, María Sol Durini de Nougués es diplomática, al igual que su esposo, y vivieron y viajaron por  países de distintos continentes: Paraguay, Indonesia, República Checa, Portugal, Italia, Vietnam, Sri Lanka, India y otros. Al hacerlo quedaron fascinados por la gran variedad de tradiciones titiriteras y artesanales, por lo que empezaron a adquirir las distintas piezas.
El mundo de la cultura y de los títeres
Los títeres son tan antiguos como la humanidad y no se pude saber con exactitud cuál es su origen. Charles Nodier –ferviente  admirador de los títeres- escribió que  «Al no poder fijarse la época precisa de su nacimiento, puede decirse que el títere más antiguo es la primera muñeca puesta en las manos de un niño, y que el primer drama nace del monólogo, mejor dicho del diálogo que sostiene el niño y su muñeco”
El arte de actuar con las marionetas o títeres cobró una gran importancia desde fines del siglo XVIII y todo el XIX, importancia que seguiría también en los siglos siguientes. Escritores y músicos prestaron especial atención a este mundo de fantasía y le dedicaron su tiempo y su trabajo. La fascinación y el entusiasmo por aquellos muñecos y sus movimientos fueron en aumento.
Los profesionales de las actuaciones con marionetas se llamaron desde un principio titiriteros, porque manejaban el títere. Los titiriteros actuaban por lo general al aire libre, en corrales, o en los interiores de los mesones. En el Siglo de Oro español (de mediados del siglo XVI a mediados del siglo XVII) la palabra titiritero amplió su campo semántico y empezó a aludir no sólo a los artistas de marionetas sino a los saltimbanquis, acróbatas, prestidigitadores y volantineros. Ser titiritero en esta época implicaba cualquiera de estas actividades. También se les confundía o asimilaba en muchos casos con el charlatán. Eran profesionales de la palabra y con ella embaucaban y deslumbraban a su público. Hasta tal punto se apoderaron de la palabra títere que con ellos surgió la titeretería, el arte o la ciencia de los charlatanes.
En Italia los títeres tuvieron un enorme peso, fue una lanzadera para muchos otros lugares de Europa. Durante la época del gran imperio romano eran muy populares las representaciones de farsas tomadas de la realidad. No cabe duda de que, probablemente, el nacimiento de los títeres se deba a la utilización de las máscaras que utilizaban los actores en sus actuaciones en los grandes anfiteatros grecorromanos: la máscara, que no podía moverse, bien pudo ser el origen del primer muñeco de títeres.
Cabe mencionar a los famosos Pupi sicilianos, muñecos tallados en madera y de figura completa. Pueden alcanzar hasta un metro cincuenta de altura, pero siempre teniendo en cuenta que la altura es un símbolo de la importancia de los personajes: nadie es más alto que Orlando o Carlomagno. La colección  cuenta con un hermoso Pupi del siglo XVIII. También hay otros dos, uno de ellos representa a Orlando Furioso de Ariosto –Obra épica del siglo XVI-realizado por un artesano argentino amante de la vieja tradición siciliana de los pupi.
Además la colección  cuenta con bellas piezas que representan diferentes personajes del pueblo de la República Checa, dos ancianitos de pueblo, una bruja, un mago, dos jóvenes ataviados con sus trajes típicos, y hasta un Quijote acompañado por Sancho Panza. Todas son excelentes obras de madera tallada con minuciosidad y detalles, teniendo en cuenta que la República Checa es uno de los países europeos con la más rica tradición de marionetas.
También hay marionetas de madera hechas en madera tallada en España: un Quijote y un Sancho, más rústica su confección que la de los checos y un gigante y precioso Pinocho.
Se resalta por lo original una marioneta de caballo de origen birmano que tiene muchos hilos en las patas, lomo y cabeza y está ataviado con una excelente montura y adornos en tela bordada en piedras y metales.
También hay marionetas de Tailandia que representan personajes de la corte, ataviadas con trajes de ricos bordados. También los títeres de varilla, cuyo movimiento se consigue articulando los miembros del muñeco y moviéndolos mediante unas varillas.
En la colección hay una pareja de los famosos y originales títeres de agua de Vietnam.          
Hanoi, la capital de Vietnam es el mejor lugar para asistir a la representación de un arte milenario: El teatro de las marionetas sobre el agua en el centro de la ciudad.
Y mención especial merecen los Wayang kulit, klitik y golek de Indonesia, Malasia y Singapur.
El Wayang está considerado como la forma más antigua y más popular de teatro de la marioneta en el mundo que persiste aún. Centenares de personas permanecen la noche entera mirando a los ejecutantes: dalang que llegan a ser celebridades internacionales.
Dentro de colección hay algunos ejemplares muy bonitos de marionetas y wayangs. Entre ellos, una originaria de Birmania, con su atuendo tradicional, con bordados en oro y plata, y ataviada a la usanza tradicional hinduista.
Encontramos en las piezas que se presentarán dos parejas de los personajes “Rama y Shinta”,  pareja romántica por excelencia de Oriente y protagonistas de la epopeya del  Ramayana. Los que se presentan en la colección son wayang kulit y son utilizados como teatro de sombras.
Y no podemos olvidar el origen del  teatro de sombras de China e India, en donde se dan las primeras manifestaciones de esta modalidad de artes escénicas.
Las sombras poseen connotaciones mágicas en casi todas las culturas, despertando los sueños, el subconsciente, el espíritu. Estas formas inestables invitan a la imaginación y creación, estimulando la fantasía. Por ello, las sombras representan historias de fuerte contenido fantástico, por la capacidad de mutar, de insinuar sin dejar ver, deformar la realidad. La sombra es intocable, permanece en un plano ajeno.
En China, una leyenda cuenta el origen de esta modalidad. Según la misma, el emperador Wu-Ti, ante la pérdida de su amada esposa, pierde el gusto por la vida, por lo que todos en la corte, intentan reanimarle sin éxito.
Hay quien afirma que en la India existían los títeres varios siglos antes de Cristo. En la literatura hindú, en cuentos, leyendas y libros sagrados, se hallan referencias a estos remotos personajes movidos por la mano del hombre. En la Colección están representados títeres del Maharajá y su esposa la Maharína, y  su primer ministro. Hay aún hoy en la India muchos titiriteros trashumantes realizan sus representaciones a lo largo de los caminos siempre acompañados de instrumentos musicales.
El teatro de títeres en Sri Lanka, un país poco conocido al que muchos identificarán mejor como Ceilán, su nombre hasta 1972. Es una isla situada al sur de India que mantiene una larga tradición en arte dramático, poniendo especial énfasis en el teatro de marionetas. Es un país budista y que sus historias las cuentan a través de las  marionetas,  sobre budas, reyes e historias palaciegas. En la Colección hay unos bonitos ejemplos de reyes, jóvenes y magos tallados en madera.
La Secretaría de Cultura y Educación del Gobierno Municipal invita a toda la Comunidad a asistir a esta maravillosa e imperdible exposición que estará por única vez en nuestra ciudad.

7 años ago by in Cultura , Sin categoría. You can follow any responses to this entry through the | RSS feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave A Response

Required

This site is protected by wp-copyrightpro.com