stickyimage

http://noticiasdeazul.com/wp-content/uploads/2012/03/banner_animado_01.jpg

Las plantas presentes en los símbolos provinciales de la Argentina V – Región patagonia

La República Argentina está organizada como un Estado federal descentralizado integrado por un Estado nacional y 24 estados autogobernados: 23 Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), cada una tiene sus propios símbolos (escudo, bandera e himno), algunos de ellos, llevan nombres, figuras o partes de plantas. En ésta entrega se citan las especies vegetales presentes en los símbolos de la Región Patagonia (Provincias de Neuquén, Rio Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) y se indica su origen geográfico.

PROVINCIA DEL NEUQUÉN

Toma su nombre del río Neuquén, término mapuche que significa «correntoso», río cuyo cauce tiene mucha caída. El Escudo presenta en el interior el pehuén y en la base 7 hojas de laurel de cada lado.

El pehuén “Araucaria araucana”, especie nativa, crece en Neuquén (bosque andino patagónico) y centro y sur de Chile, pertenece a la Familia Araucariáceas. El laurel “Laurus nobilis”, especie exótica, se extiende por toda el área del Mar Mediterráneo hasta Asia Menor, pertenece a la Familia Lauráceas.

La Bandera tiene los colores de la bandera nacional en forma vertical, en la parte central blanca se encuentran varios elementos tomados del escudo provincial: una silueta de un pehuén sobre un triángulo blanco. En la base tiene 3 hojas de laurel a ambos lados de una estrella roja y en la parte superior 16 estrellas completan el círculo.

El Himno hace referencia a la tierra del pehuén y a sus piñones (Nguilleu en mapuche).

II estrofa

Se bautizó en la gloria del agua cantarina

venida de la nieve divino manantial;

y en la Pehuenia madre nació su flor extraña

que al soñar lejanías echó la vida a andar.

Estribillo

Neuquén es compromiso

que lo diga la Patria

porque humilde y mestizo

sigue siendo raíz

Del árbol esperanza

Maná cordillerano

Que madura en Nguilleu

El fruto más feliz.

Y su tahiel mapuche,

Hoy es canto al país.

Neuquén, país, país.

Neuquén, país, país.

Leyenda del pehuén

Desde siempre Nguenechén hizo crecer el pehuén en grandes bosques, pero al principio las tribus que habitaban esas tierras no comían los piñones porque creían que eran venenosos. Al pehuén o araucaria lo consideraban árbol sagrado y lo veneraban rezando a su sombra, ofreciéndole regalos: carne, sangre, humo, y hasta conversaban con él y le confesaban sus malas acciones. Los frutos los dejaban en el piso sin utilizarlos.

Pero ocurrió que en toda la comarca hubo unos años de gran escasez de alimentos y pasaban mucha hambre, muriendo especialmente niños y ancianos. Ante esta situación los jóvenes marcharon lejos en busca de comestibles: bulbos de amancay, hierbas, bayas, raíces y carne de animales silvestres. Pero todos volvían con las manos vacías, pareciendo que Dios no escuchaba el clamor de su pueblo y la gente se seguía muriendo de hambre.

Pero Nguenechén no los abandonó, y sucedió que cuando uno de los jóvenes volvía desalentado se encontró con un anciano de larga barba blanca.

– ¿Qué buscas, hijo? -le preguntó

– Algún alimento para mis hermanos de la tribu que se mueren de hambre. Pero por desgracia no he encontrado nada.

– Y tantos piñones que ves en el piso bajo los pehuenes, ¿no son comestibles?

– Los frutos del árbol sagrado son venenosos abuelo -contestó el joven.

– Hijo, de ahora en adelante los recibiréis de alimento como un don de Nguenechén. Hervidlos para que se ablanden o tostadlos al fuego y tendréis un manjar delicioso. Haced buen acopio, guardadlos en sitios subterráneos y tendréis comida todo el invierno.

Dicho esto desapareció el anciano. El joven siguiendo su consejo recogió gran cantidad de piñones y los llevó al cacique de la tribu explicándole lo sucedido. Enseguida reunieron a todos y el jefe contó lo acaecido hablándoles así:

– Nguenechén ha bajado a la tierra para salvarnos. Seguiremos sus consejos y nos alimentaremos con el fruto del árbol sagrado que sólo a él pertenece.

Enseguida comieron en abundancia piñones hervidos o tostados, haciendo una gran fiesta. Desde entonces desapareció la escasez y todos los años cosechaban grandes cantidades de piñones que guardaban bajo tierra y se mantenían frescos durante mucho tiempo. Aprendieron también a fabricar con los piñones el chahuí, bebida fermentada.

Cada día, al amanecer, con un piñón en la mano o una ramita de pehuén, rezan mirando al sol: «A ti de debemos nuestra vida y te rogamos a ti, el grande, a ti nuestro padre, que no dejes morir a los pehuenes. Deben propagarse como se propagan nuestros descendientes, cuya vida te pertenece, como te pertenecen los árboles sagrados».

PROVINCIA DE RIO NEGRO

Toma su nombre del llamado río Negro a pesar de que sus aguas son de un color más verde oscuro que negro. El Escudo presenta una antorcha de cuyas llamas surgen dos ramas de laurel (Laurus nobilis) que no llegan a tocarse en la parte superior y que rodean el mapa de la provincia.

PROVINCIA DEL CHUBUT

El nombre proviene del vocablo tehuelche chupat, que significa “tortuoso, sinuoso”, de acuerdo con las características del río Chubut. El Escudo presenta como ornamento exterior dos ramas de laurel (Laurus nobilis) que llegan hasta el sol y unidas en la parte inferior por una cinta celeste y blanca. En su interior, en la parte superior del dique Florentino Ameghino se encuentra una espiga de trigo que representa la inmigración galesa. El trigo “Triticum aestivum”, especie exótica originaria de la antigua Mesopotamia asiática, pertenece a la Familia Gramíneas.

La Bandera es de color celeste cruzada en el medio por una línea amarilla, en la parte superior por una línea blanca zigzagueante y en la inferior por una línea blanca ondulante. En el centro presenta una rueda de engranajes de color azul, en la parte inferior del engranaje está representado el dique Florentino Ameghino del cual sale en forma perpendicular una espiga de trigo. Por detrás del engranaje y sobre él se asoma un sol naciente.

PROVINCIA DE SANTA CRUZ

Toma el nombre del río Santa Cruz, denominación dada por el piloto Juan Serrano cuando en viaje de exploración hacia el sur, el 3 de mayo de 1520 entró en un río al que llamo “Santa Cruz”, por ser ése el día de la “Invención de la Santa Cruz”. El Escudo lleva como ornamento exterior dos ramas de laurel (Laurus nobilis) con 9 foliaciones cada una, ambas no se enlazan ni superponen en la parte superior, se cruzan en la inferior, uniéndose con una cinta celeste y blanca.

PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO

Su nombre fue el dado por los hombres de Magallanes a la isla en 1520 pues habían visto fogatas en las montañas. No presenta especies vegetales en ninguno de sus símbolos.

Por Eduardo Luis Farina

Facultad de Agronomía – U.N.C.P.B.A.

Fuentes e imágenes

http://legislaturalarioja.gob.ar/DOCUMENTOS/ESCUDOS_PROVINCIALES.PDF http://masneuquen.com/toponimia-patagonica-de-etimologia-araucana-de-juan-peron/ https://es.wikipedia.org/wiki/Provincia_del_Neuquen https://es.wikipedia.org/wiki/Provincia_de_Río_Negro https://es.wikipedia.org/wiki/Provincia_del_Chubut https://es.wikipedia.org/wiki/Provincia_de_Santa_Cruz https://www.patagonia.com.ar/Caviahue/186_Leyenda+del+Pehuenia+Araucaria.html

3 meses ago by in Informacion General , Sin categoría. You can follow any responses to this entry through the | RSS feed. You can leave a response, or trackback from your own site.