stickyimage

http://noticiasdeazul.com/wp-content/uploads/2012/03/banner_animado_01.jpg

Fue otorgado el permiso de investigación arqueológica en el yacimiento “Las Patas” al arqueólogo Mugueta

El conflicto del yacimiento arqueológico localizado en la ciudad balnearia de Claromecó (Tres Arroyos), a partir de lo que se consideró una mala intervención por parte del paleontólogo, Dr. Carlos Azcuy, quien era responsable del equipo de investigaciones de la UBA, dado que decidió  cortar con equipos pesados lo que son las huellas humanas con el fechado mas antiguo de Sudamérica, unos 29000 años antes del presente. La destrucción del valioso yacimiento arqueológico probaría la presencia de los primeros hombres en el continente y por lo tanto esta presencia también estaría en nuestra costa atlántica en la Pcia. de Buenos Aires. Además ya hay otros estudios que revierten las viejas teorías de un poblamiento de entre 15000 AP y 10000 AP. En este sentido la exploración de un sitio arqueológico cerca de San Diego (California) reveló que una “especie de homínidos vivía en América del Norte 115,000 años antes de lo que pensábamos”, explicó la reconocida científica Judy Gradwohl, presidenta del Museo de Historia Natural de San Diego, al frente de este estudio. Este equipo de trabajo halló la osamenta de un mastodonte -ancestro del elefante- y utensilios de piedra con marcas de una intervención humana de unos 130,000 años de antigüedad, echando por tierra todas las teorías barajadas hasta el momento. Asimismo, nuevos paradigmas provenientes de sitios como Monte Verde (Chile) o Piedra Furada (Brasil), ya hace mucho tiempo que indicaban dataciones de mas de 40000 AP, y ahora comienzan a ser reconsiderados.

La intervención y reclamo genuino de vecinos agrupados en la Sociedad de Fomento de Claromeco (Tres Arroyos, Argentina), fue contundente para que intervengan las autoridades de la Dirección Provincial de Museos y Preservación Patrimonial, dependiente del Gobierno de la Provincia y del Instituto de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), procedió a atender los reclamos de los vecinos que veían la destrucción del yacimiento costero, y determino enviar veedores competentes para comprobar los importantes daños causados a la evidencia única por el equipo que dirije Azcuy.

Cabe recordar que “las Patas” fue descubierto por el médico Juan Abruñeiras en el año 2006, y el primer profesional en trabajar en la localización fue el arqueólogo, Dr. Miguel Mugueta de la UNICEN. Este profesional, quien había invitado al Dr Azcuy a participar en su equipo interdisciplinario, fue dejado de lado por el propio Azcuy quien inscribió y solicito el permiso oficial a espaldas del Dr. Mugueta. Una actitud poco ética.

Mugueta, nunca compartió los métodos y explicaciones de Azcuy, y sostuvo como prioridad la participación e inclusión comunitaria. Asimismo sostuvo que la ciencia no es una secta ocultista y debe estar al servicio de la comunidad, como también, tiene la obligación formal de la divulgación y extensión información a quienes son depositarios de un patrimonio cultural, o sea a la sociedad toda.

Ahora, el reconocido arqueólogo Miguel Mugueta, quien es miembro de la organización internacional “Antropologías del Sur” (el máximo referente académico que incluye a casi todas las universidades de Latinoamerica, Caribe y Africa), y consultor de la UNESCO, retomará las investigaciones que había comenzado, teniendo siempre en cuenta la participación activa y dinámica de una comunidad como “apropiada de un patrimonio que es de la comunidad y no de la ciencia antropológica que solo se limita a estudiar el pasado”.

4 meses ago by in Informacion General. You can follow any responses to this entry through the | RSS feed. You can leave a response, or trackback from your own site.